ESPAÑA MEDIO VACÍA

INCORPORACIÓN DE ESPAÑA A OCCIDENTE

Hasta que no concluya el largo período de reconquista, la península no se alineará definitivamente en el occidente europeo.


EL DIFÍCIL CAMBIO DEL MODO DE PRODUCCIÓN FEUDAL

A pesar de las diferencias entre los reinos (concentración de poder en Castilla frente al marcado carácter feudal del reino catalano- aragonés), se extendía por igual la rigidez del orden feudal (subordinación al rey y a la nobleza del régimen de tenencia y de la actividad productiva) junto con el carácter estamental de la sociedad.

Además de la existencia de estos restrictivos patrones culturales, las características del territorio peninsuilar no garantizarán el éxito en el caso de introducirse cambios.


MIENTRAS TANTO, EN FRANCIA

La aparición de los capitalismos nacionales. El contraste francés.

En la vecina Francia ya en la baja edad media empiezan los fuertes combates para redefinir o someter a la Corona los históricos núcleos de poder, territorial o feudal; y dar paso a otros patrones económicos o culturales, que anuncian un capitalismo emergente. La aniquilación de los cátaros (1.200 ~) o de los templarios (1.307 ~), la asimilación de la Provenza (1.482 ~), la matanza de hugonotes (1.572) o el derribo de las murallas de las ciudades (1.626 ~), son episodios de esos enfrentamientos y que reflejan la escalada de una lucha a extinción que se resuelve a favor de un nuevo modelo de Estado –que no está dispuesto a hacer concesiones– y en el que se utilizarán las artimañas que se precisen, desde el papado, el ejército o las ceremonias moralizantes de la quema de brujas. El clivaje dejará de ser territorial.
Al final será en la Corte de Versalles donde se confinará la nobleza y allí disputarán el poder ante el Rey.

Es más, se facilitará el acceso a la Corte y a la Administración mediante la venta de títulos de nobleza y cargos, de distintos rangos, a los ciudadanos que hayan logrado una fortuna o méritos sociales.
Un merchandissing que le proporcionaría a la corona francesa importantes ingresos.

Evidentemente, no solo fue la Revolución Francesa.


EL EJE IMPERIAL

Hemos visto que la epopeya del descubrimiento, la posterior colonización así como el despliegue del Imperio, supuso un esfuerzo excesivo.

El descubrimiento (1.492) y la expansión por los territorios americanos, y simultáneamente el establecimiento del eje imperial de los Habsburgo (Austria España), supondrán una dinámica de aceleración, endeudamiento y expansión inflacionista, que absorberá atención y recursos.

Por lo que, como hemos señalado, en la península se frustran muchas cosas. El oro y la plata de Las Indias no paraba en España, iba a costear cuantiosos gastos de ejércitos y guerras. Recayó el esfuerzo fiscal en Castilla, en los territorios conquistados y de rebote -con conflictos- en el resto de los reinos españoles.

En España se recurrió a la importación, de países terceros, de aquellos bienes que los nuevos hábitos de consumo demandaban. El oro y la plata de las colonias se irán fuera, lastrando el devenir histórico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.