La economía al servicio del Imperio

La economía de Castilla, puesta al servicio del Imperio: fuertes impuestos sobre la actividad agrícola y ganadera, asociada a una abundante población.
Castilla y los Habsburgo apostaron a un proyecto que les prometía cuantiosos réditos espirituales y materiales. Ambos se implicaron en el empeño, comprometiendo en sus dinámicas a los restantes reinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.