RESUMEN, HASTA LA PRIMERA MITAD DEL S. XX

Hemos visto que las condiciones geográficas de amplias zonas del territorio español son similares a las del Magreb. Por lo tanto partimos de un rígido condicionante físico, difícil de alterar o ignorar.

Por otra, la expulsión de los moriscos (1.609), muy adaptados a la agricultura de secano, supuso el abandono de extensas tierras del interior, y su decadencia posterior.

Este escenario también lastró el desarrollo de nuevas formas de economía y de organización social (capitalismo); que en España fue tardío y falto de ímpetu.

El Imperio supuso un esfuerzo excesivo y su liquidación (1.898), traumática. El país atravesó (como tantas naciones occidentales) innumerables crisis. Quedando, en muchos aspectos, rezagado.

En consecuencia, muchas zonas del territorio español, mal comunicadas y semiaisladas, perdieron población. Pensemos que hasta mediados del siglo XX el transporte por carretera y ferrocarril, que unía los núcleos importantes, era deficiente. Accediéndose a las comarcas interiores mediante carros o reatas de mulas.

No se trata de alarmismos. Se trata de aproximarnos a la realidad española hasta el siglo XX: un mapa con amplias zonas mal comunicadas, atrasadas y de economías insuficientes. Y con escasa atención sanitaria o educativa. La población resistía en el terruño o en pequeñas ciudades de provincias.

Esta distribución afectaba, de forma desigual, a todas las regiones.



¿se trataba de dos mundos que se ignoraban?


Los cambios dinásticos, las sucesivas repúblicas, las guerras carlistas, alguna revolución… no modificaron perceptiblemente esta distribución.

Las políticas más significativas para mejora de infraestructuras, comunicaciones o políticas agrarias se iniciaron durante la Dictadura del General Primo de Rivera (1.923 – 1.930) y en la etapa republicana (1.931 – 1.935), hasta el advenimiento del Frente Popular.

La II República fue un intento cargado de ilusiones para dar solución a estos retrasos ancestrales. Pero su corta duración y las convulsiones políticas y sociales la llevaron al fracaso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.