IGLESIA DE SAN SALVADOR, MONASTERIO Y GRANJA – OÑA – BURGOS (19.03.15)

Pocos días en el País Vasco bastan para percibir el nervio que se gastan. Mucha gente por la calle,  las salidas de los colegios a tope,  los grupos de mamás con cochecitos de bebés…   La presión social -que sabiéndote de paso la percibes como anécdota-, las pintadas, los carteles de retorno de los presos y hasta con los vecinos pre-ocupados en separar los residuos. Dan la impresión de que están por lo suyo, independientemente del nivel de…