ESPAÑA MEDIO VACIA

22.09.2018 – tiempo de lectura: 10′ – dificultad: jodida

EL LIBRO

La España vacía. Sergio del Molino pone en el foco de atención el problema de las zonas despobladas o abandonadas del interior de España.


Porque la situación es grave. Gran parte de España carece de suficiencia económica. Y tan arduo problema no recibe la atención necesaria desde el Estado central ni de los poderosos señores territoriales.


EL MAPA DE LA ESPAÑA VACIA

En el mapa de la España vacía encontramos aquellos territorios -o más secos, o más aridos, o de acceso difícil- que se irán empobreciendo y despoblando a partir de la extinción del mundo medieval.

Por lo tanto, hablamos de la meseta castellana y de las tierras con las que comparten condiciones geográficas. Se trata de la robusta agricultura extensiva de secano, de clima continental que no podrá hacer frente, a partir del s. XV, a la diversificación de los mercados o a la competencia del grano venido del exterior.

Pero también, de los territorios del interior de Andalucía y de los reinos de Valencia, Murcia, Granada y Aragón que, arruinados tras la expulsión de los moriscos en 1609, se despoblarán. Hablamos de la vertiente Este – SurEste, del secano mediterráneo (olivos, almendros, algarroba o frutales…).

mapa de los reinos del Antiguo Régimen

LA ESPAÑA VACIA EN LA ESPAÑA ACTUAL

Mucho han cambiado las cosas en la España interior.

Sus habitantes tienen niveles de PIB per cápita similares a la media. Disponen de aceptables servicios públicos, acceso a sistemas de comunicación y transmisión de datos. Y tambien, de una amplia representación política.

El aislamiento o la marginación de los territorios se acabó. Y el hábitat confortable, o los servicios, son similares en las zonas rurales y las urbanas.

Pero nada ha detenido la tendencia secular a la desertificación y al abandono. La mejora en las comunicaciones impulsó el vaciado de los pueblos. Y la globalización trajo la extinción de las actividad manufacturera.


A grandes rasgos se dan las siguientes notas:

carecen de capacidad para absorber su propia mano de obra.
– fuerte envejecimiento de la población y baja natalidad.
– pueblos escasamente poblados, bien comunicados y equipados.
abandono de las tierras y desertificación.
frágil ecosistema económico: desaparición de comercios y empresas/ escasa actividad/ dependencia de proveedores externos/ mercados comarcales.
colonización cultural y comercial por CCAA vecinas.
gentrificación, visitantes de fin de semana, horarios discontinuos.

Y a añadir, un rígido marco fiscal y normativo.

Pero, también, alguna paradoja.

El PIB por habitante en las CCAA más despobladas está por encima de otras más prósperas.

pueblo en la provincia de Teruel


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.