GOOD BYE LENIN – LA ENSEÑANZA DE LA POSTGUERRA

La formación, los deportes, las actividades de todo tipo que hacíamos no eran fruto de la improvisación de profesores más o menos competentes. En este sentido la labor de la dirección, que iba modulándose con los cambios de edad y de la época, fue muy importante. De forma discreta nos iban preparando -y ellos, adaptándose, salvando algunos muebles-  para los cambios que irrumpían. 

La plana mayor del colegio, el equipo directivo de los últimos años, lo formaban D. José Mª Salaverri, D. Jose Luis Cano- ManuelD. Manuel Iceta.

Hablo de los años sesenta y algo. Ya no era gente que viniera de la guerra civil. Tenían estudios universitarios y habían viajado fuera de España. Y dentro de su ideario (imposible hoy en día) eran genta abierta, orientada a un futuro que no fue.

D. José Mª Salaverri (El Huesitos), director durante muchos años, mantuvo un liderazgo tranquilo y continuado.

D. Jose Luis Cano- Manuel (El Sabrina), excelente profesor, de ideas modernas y muy bien preparado. También proyectaba un fuerte liderazgo a su alrededor. Nos hizo sentir la inquietud por la cultura y por la actualidad.

Todos estos cambios generacionales e idearios educativos en transformación -quiero señalar- no ocurrieron sin tensiones ni rupturas. Los valores de la época se iban arrinconando abriéndose paso otros que anunciaban lo que estaba por venir. Y dejando en la cuneta algún cadáver.

En este contexto, recuerdo un comentario que me hizo D. José Landaluce lamentándose, despechado por la mayor autonomía y disponibilidad de dinero de bolsillo que tenían los clérigos jóvenes, próximos a la dirección. Le humillaba sentirse discriminado,  él, que tenía más edad y que había combatido en la guerra!


(cortesía de VCP)

EPÍLOGO

La generación de profesores que sustituyó a la de la guerra civil, en unos años también quedó desfasada. Y desde el punto de vista económico al tener que contratar docentes externos en un mercado abierto la continuidad del modelo estaba comprometida. No obstante, con los planes de expansión en marcha -con los centros en funcionamiento y contando con la financiación- se mantuvo la actividad y la titularidad.

La edición de libros de texto tomó el relevo, asegurando,  al no requerir un aporte humano intensivo, la continuidad de los contenidos del ideario católico.

EDITORIAL S.M. (clickar)

Editorial S.M. nace en Vitoria en 1937 y en 1939 se traslada a Madrid. En 1950 aparece la primera serie completa de textos de Matemáticas, Física y Química escrita por D.Constantino Marcos y D.Jacinto Martínez (de los que fue colaborador directo D. Timoteo Soto).

En 1962 se inicia la andadura fuera de España con las primeras ediciones para el mercado latinoamericano. En 1977 se constituye la Fundación SM (denominada inicialmente Fundación Santa María).

En 1980 nace El Barco de Vapor Gran Angular, dos colecciones emblemáticas. En 1984 con el fin de atender al mercado en lengua catalana nace la Editorial Cruïlla, cuya sede se instalará en Barcelona. En 2007 con el fin de atender a los mercados de lengua euskera y gallega, nacen los sellos editoriales Ikasmina y Xerme, respectivamente. SM arrels es el Sello destinado a la publicación de materiales educativos y literatura infantil y juvenil en valenciano.

En estos años la editorial consolida su presencia por los países iberoamericanos. 

En un análisis comparativo reciente, S.M. es la editorial que menos referencias tiene en sus libros a la presencia histórica de ETA y su actividad terrorista. Así mismo fue objeto de una campaña en contra por la Liga LGTB por unos textos no favorables al matrimonio homosexual, textos que posteriormente se suprimieron.      

Por estas controversias la Editorial, y por la edición y distribución de una publicación sobre El Corán -en colaboración con una entidad islámica-  ha estado en el centro de mira, y algunos colectivos, conservadores, han pedido que suprima lo de «Editorial Católica».

EPÍTOME

  • hemos visto que terminada la guerra Civil las instituciones religiosas se hacen cargo de la enseñanza y de la educación, en condiciones de cuasi monopolio.
  • el profesorado se compone de religiosos que vivieron, con mayor o menor intensidad, la guerra. Vienen del mundo rural y suelen tener formación de maestro. Se trata de gente entregada a la docencia y que en la época no se plantean otras alternativas. De gran calidad humana. Es el primer marco de referencia.
  • tras la dura postguerra, a finales de los 50 empieza un crecimiento económico sostenido. La presencia de clases medias emergentes y la fuerte movilidad dan lugar a un importante cambio social y cultural.
  • las congregaciones religiosas emprenden ambiciosos proyectos de expansión de su actividad para atender el incremento de la demanda educativa.
  • pero el crecimiento económico, y también el Concilio Vaticano, trastocan el marco imperante. Los institutos religiosos, en un largo proceso, se van quedando sin su mano de obra -sumisa, barata y no sujeta a la legislación laboral- necesaria para sus proyectos. Es el segundo marco de referencia.
  • a partir de la CE78, con el Estado Autonómico, pierden el monopolio de la enseñanza,  manteniéndose la titularidad de los centros. El Estado deja de ser el interlocutor (desaparece el territorio M.E.C.) y es sustituido por las 17 Autonomías, con su identidades y peculiaridades.
  • la actividad editorial toma fuerza. Editorial S.M., junto con Santillana (Prisa),  se consolida como editorial puntera de libros de texto y educativos. Editorial S.M. se integra en el nuevo marco en el que rige el lenguaje de lo políticamente correcto y un clivaje establecido por las nuevas burocracias territoriales. Es el tercer marco de referencia.

CONCLUSIÓN

Admiramos esa extraordinaria capacidad de adaptación de las instituciones de la Iglesia -a las que nos unen tantos lazos- en los cambiantes, contradictorios y paradógicos escenarios que se suceden. 

Y lo dejamos aquí. No sin resaltar la sutil, no siempre perceptible, línea de violencia que recorre y atraviesa los procesos educativos y a sus protagonistas; dejando que sea el lector quien reflexione sobre la oportunidad de esta afirmación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.