PARA COMPRENDER LA II REPUBLICA. LO QUE NO TE CONTARON.

3 LOS ERRORES DE LA REPUBLICA

EL PRESIDENTE COMO UN MONARCA BORBÓN

La República se proclama el 14 de abril de 1931 tras unas elecciones municipales en las que concejales republicanos obtienen mayoría en las principales ciudades.

Deseada -como también lo fue Fernando VII– lo cierto es que su proclamación pilla de sorpresa a todos. Sin constitución ni cortes Constituyentes.

Se nombra jefe del gobierno provisional a Don Niceto Alcalá- Zamora -abogado de prestigio, monárquico y católico- y a continuación se convocan elecciones legislativas para constituir las cortes republicanas y aprobar la constitución.

Teniendo en cuenta que al monarca depuesto se le reprocha, justificadamente, intervir a su antojo en la política, sorpresivamente la constitución otorga al Presidente unas ilimitadas facultades de tutela; que él utilizó para convertirse en el árbitro de la gobernación.


LA COMPLICADA LEY ELECTORAL

La normativa electoral fijaba la provincia, y las ciudades con más de 150.000 habitantes, como circunscripción.

Se votaban listas con candidaturas mixtas, de partidos, pudiendo el votante seleccionar un número de candidatos.

Un mismo candidato se podía presentar en varios distritos y tiraba de votos.

Al final, las listas reflejaban las negociaciones entre los partidos, con las líneas rojas del Presidente.

Los más votados eran proclamados diputados, siempre que obtuviesen al menos el 20% de los votos emitidos en su circunscripción y siempre que, al menos uno de la lista obtuviera el 40%.

Si se cumplía este último requisito, pero no todos tenían más del 20% de los votos, los escaños no decididos se sometían a una segunda vuelta, dos semanas después. A esta segunda vuelta solo concurrían los candidatos que hubieran sobrepasado el 8% de los votos. Sin embargo se pueden presentar candidatos nuevos.

Las diferencias entre circunscripciones eran grandes; y leves cambios en el electorado podían traducirse en fuertes vuelcos en el reparto.


En cada circunscripción se primaba con más escaños al partido más votado. Una vez proclamados los diputados, el Congreso reconocía la Mayoría al partido vencedor y la Minoría, al siguiente. Ambos con un estatus especial.

La relaclón escaño/ voto no era proporcionada. Las minorías o grandes partidos quedaban infrarrepresentados, de no ir en una lista ganadora.

El sistema electoral provocaba que, si un partido no cumpliese el requisito del 40% en primera vuelta; los partidos perdedores podían superarle mediante una coalición en la segunda, resultando el inicialmente vencedor severamente perjudicado.

Se buscaba concentrar el voto. Figurar en una misma candidatura podía suponer alguna afinidad o voluntad de coincidencia, pero nada más. No implicaba compartir programa ni tampoco un respaldo parlamentario. Al final, en el Parlamento, los escaños los contabilizaban los partidos.

https://politikon.es/2011/12/06/el-anti-modelo-la-ii-republica/#


LA INTERLOCUCIÓN CON EL PRESIDENTE

En este contexto tan extresante, los partidos sondearán la disposición del presidente, en evitación de complicaciones posteriores y con el objeto de cerrar con los menores contratiempos las listas, dentro de la brevedad de la convocatoria.
Carece de sentido presentarse sin unas previsiones realistas de conseguir actas de diputado. Por lo que harán numerosas combinaciones con formaciones más o menos afines a fin de concentrar votos e intentar alcanzar el fatídico 40%.

Las consultas al presidente buscaban armonizar el proceso y conocer su predisposición.

Porque el presidente de la república, dentro de sus prerrogativas y mediando las consultas que considerase oportunas, al final, es quien designará al jefe del gobierno (presidente del consejo), independientemente de los resultados electorales. Eso sí, con los apoyos circunstanciales que recoja. (Alcalá- Zamora vetó siempre al derechista Gil Robles a la Jefatura del Gobierno a pesar de obtener mayorías suficientes).

Y los partidos tampoco querrán someterse a un proceso electoral, tan farragoso, para nada. Todos buscarán alcanzar acuerdos.

Es en esta cochura a fuego lento donde se cocinan las expectativas de los partidos junto con las preferencias del presidente. En una dinámica que llevó a La República a varios callejones sin salida.


2 respuestas a «PARA COMPRENDER LA II REPUBLICA. LO QUE NO TE CONTARON.»

  1. La II República es una etapa muy compleja, como los períodos que se inician con la Restauración canovista o con la Constitución del 78.
    A diferencia de las sociedades anglosajonas, la política (y los políticos) siempre por detrás de la sociedad.
    Un saludo.

  2. Un punto de vista de la historia moderna muy interesante. Ya sabemos que la Historia, como la Verdad, tiene muchos ángulos. El que da vida el autor, es muy sugestivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.