PARA COMPRENDER LA II REPUBLICA. LO QUE NO TE CONTARON.

5 LOS PASTELEOS DE DON NICE

Los políticos y personalidades que trajeron la república estaban precavidos respecto a la fuerte carga retórica de sus propuestas así como de las grandes diferencias entre ellos.

Buscando armonizarlas se otorgaron al Presidente facultades de tutela; lo que Don Niceto aprovechó con astucia para imponer la última palabra en casi todo.


Don Niceto Alcalá- Zamora era un viejo conocido de la política. Brillante abogado y jurista (Letrado del Consejo de Estado), liberal, católico y hombre a la antigua. Monárquico de toda la vida, republicano después, promovido por sus compañeros republicanos por su experiencia y por su equidistancia. Muy pronto renegarían de la decisión.

Actuó en solitario sin el respaldo de partidos o grupos. Y las decisiones que tomó, al ser voluntaristas y sin apoyos, se le fueron de las manos.
Don Pío Baroja lo describe como un pesado, con discursos interminables, sin dejar intervenir a nadie. La república cuando lo destituyó en abril de 1936 lo trató mal. Algo debió intuir Don Niceto porque se fue de crucero por Noruega y no regresó


Las elecciones serán en febrero del año que viene (1936)

Don Niceto forzó los resultados de las legislativas de 1933 al encargar gobierno al populista Alejandro Lerroux, «el emperador del Paralelo» (Partido Republicano Radical, centrista moderado), en lugar de al ganador de las elecciones (Gil Robles y su partido de derecha, la CEDA).

Pretendía evitar el acceso de la derecha -pura y dura y con ganas de desandar lo andado- tras el fuerte varapalo en votos a la izquierda gobernante.

De ahí que optase, en un gesto de apaciguamiento, por un gobierno «radical» (centrista moderado).

Más tarde, los «radicaless» afrontaron y sofocaron en 1934, con una fuerte represión, la huelga general revolucionaria de socialistas, y anarquistas en Asturias.

Asturias, octubre de 1934

La sublevación se reprimió con alto coste social (2.000 muertos y 30.000 detenidos). Pero, sobretodo, dejó a la república gravemente herida.

Cuando se convocan las vistas de los procesos penales y administrativos instruidos a raíz de aquel levantamiento, encontrándose pendiente de juicio numerosos detenidos, estallaron varios escándalos de corrupción de los radicales en el Gobierno. Lerroux tiene que dimitir y le sustituye, Chapaprieta (también radical republicano).

Cara a la opinión pública, el Gobierno está desacreditado moralmente para aplicar las fuertes sanciones administrativas previstas, y deslegitimado políticamente para llevar a término las duras sentencias penales.

Obviamente, las organizaciones de izquierdas rentabilizan el escándalo, con una potente reacción. Por lo tanto, desde el parlamento, gobiernos municipales y territoriales, organizaciones sindicales y obreras, medios de opinión, agitprop político y, significativamente, la calle.

Don Niceto vislumbra la que se avecina. Sabe que en estas circunstancias la izquierda cívica cerrará filas junto a la obrera.
Estando solo, sin el respaldo de algún partido, una vez más recurrirá al subterfugio.

La CEDA (derecha), visto el escándalo,  retira su apoyo al gobierno radical y reclama para sí el Gobierno. Por lo que tiene que dimitir Chapaprieta (efectivo 14.12.1935).
Entonces, se adelanta Don Nice y el 13.12.35 decreta la suspensión de sesiones parlamentarias durante 15 días (para dejar fuera de juego al congreso), y encarga gobierno provisional a Manuel Portela Valladares; de su entera disponibilidad.

Y con Portela monta de la nada un partido, el Partido de Centro Democrático. Don Nice espera obtener una mayoría suficiente (con la ayuda de los gobernadores civiles) en las elecciones que convoca (el 06.01.36, para el 16.02.36) y el 07.01.36 disuelve el parlamento (canela fina!).


La situación ha cambiado

La situación estaba deteriorada respecto a 1933. Una fuerte fractura social, consecuencia  de la violencia revolucionaria del 34 y la posterior represión, que se envenenó con los escándalos de corrupción del Gobierno. La calle hervía de manifestaciones a favor de la amnistía a procesados o condenados. 

Simultáneamente, la crisis agitaba el escenario europeo. En Rusia, el comunismo expansivo de Stalin. Hitler en Alemania y Musolini en Italia. La tensión internacional, polarizada entre Alemania y Rusia.


La operación de Don Niceto fracasa

Don Niceto no se percató de los cambios en la escena política, ya que diseñó una operación a su modo habitual: obtener una representación electoral suficiente con su nuevo Partido de Centro Democrático para (posiblemente), a continuación, ofrecer entrar en el Gobierno a la Izquierda; quedandose él de árbitro.

Las estrategias camerales de Don Niceto se habían convertido en juegos de salón. La agitación social estaba en la calle, desbordada con la intervención de grupos de choque sindicales y milicias populares

El marco jurídico estaba colapsado, en un clima político exacerbado.

La coalición electoral, «Frente Popular«, creada en enero de 1936 por los partidos de izquierda obrera y republicanos, resultará ganadora.


Las elecciones se hicieron, en un clima desbordado y de intimidación, terminando en la atribución forzada de la Mayoría parlamentaria al Frente Popular (antes de concluir la segunda vuelta).

La campaña fue especialmente violenta en aquellos lugares en los que la victoria era indecisa. Los piquetes, o los enviados de los gobiernos civiles, se emplearon a fondo para inclinar los resultados. Se declaró el Estado de Alarma y a la vista de cómo se ponía la situación varios gobernadores civiles se marcharon, literalmente, a sus casas; con lo que aumentó el clima de inseguridad y la manipulación en los escrutinios. 

A los pocos días de la primera vuelta (16.02.36), sin dar a conocerse los resultados, Portela Valladares renunció al gobierno y se fue también. Y Don Niceto al poco de ser destituído como Presidente, el 7 de abril, por la casi unanimidad de los partidos, se largó de crucero para no volver (primeros días de julio del 36).

Accedió (10.05.36) Manuel Azaña a la presidencia de la república.


2 respuestas a «PARA COMPRENDER LA II REPUBLICA. LO QUE NO TE CONTARON.»

  1. La II República es una etapa muy compleja, como los períodos que se inician con la Restauración canovista o con la Constitución del 78.
    A diferencia de las sociedades anglosajonas, la política (y los políticos) siempre por detrás de la sociedad.
    Un saludo.

  2. Un punto de vista de la historia moderna muy interesante. Ya sabemos que la Historia, como la Verdad, tiene muchos ángulos. El que da vida el autor, es muy sugestivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.